LA CONJUNTIVITIS AGUDA,su prevención y tratamiento.

Esta enfermedad puede ser causada por virus, bacterias, hongos además, de reacciones alérgicas, con un tiempo de evolución desde días a semanas. Hay algunos consejos prácticos para evitar su diseminación y reducir el tiempo de evolución.
Las conjuntivitis virales generan irritación ocular, ardor, enrojecimiento conjuntival y son causadas por el adenovirus, picornavirus o virus del herpes.
El tratamiento es sintomático y no se deben emplear antibióticos.
Las conjuntivitis bacterianas son causadas por estafilococos, estreptococos o moraxella, generando irritación ocular y acumulación de pus entre los parpados. Se puede usar antibióticos en forma de colirios o ungüentos, para reducir el tiempo de evolución.
Se deben limpiar las secreciones empezando del ángulo interno del ojo hacia afuera con un pañuelo desechable o una gasa estéril humedecida en solución salina.
Se pueden aplicar infusiones de manzanilla, té verde o flor de caléndula sobre los parpados para aprovechar su efecto antiinflamatorio. Un efecto similar se consigue con rodajas de pepino recién cortado.
Para reducir el contagio debemos lavarnos las manos con agua y jabón antes de tocarse la cara o los ojos.
No compartir toallas faciales o paños con otras personas
Se deben lavar las sabanas y fundas de almohada que hayan estado en contacto con un paciente afectado con esta enfermedad.
En cuanto a la alimentación, se deben ingerir frutas frescas con excepción de frutilla y mora que pueden liberar histamina y aumentar la inflamación. Además de verduras crudas y al vapor. También se puede aumentar la ingesta de nueces.
Se debe restringir el consumo de alimentos condimentados, salsas y químicos adicionados a los alimentos procesados como preservantes o saborizantes.

Categories : Enfermedades infecciosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *